Cuba

Después de mucho tiempo con ganas de visitar este país, llegó el momento, pasaremos 24 días recorriendo Cuba de punta a punta, desde la Habana a Santiago de Cuba y en esta ocasión iremos acompañados con 3 amigos más. Empieza la aventura.

Día 1

Salimos de Barcelona y tras una escala de dos horas en el aeropuerto de Madrid nos esperan otras 9 más hasta llegar a nuestro destino en La Habana.

unnamed

A nuestra llegada al aeropuerto de La Habana, nada más salir, nos abordan varios conductores de taxis particulares ofreciéndose en llevarnos. Como no teníamos medio de transporte contratado para llevarnos a la casa particular que previamente habíamos reservado desde España, decidimos pactar un precio de antemano y contratarlo, nuestro conductor se llamaba Aniel.  Durante el trayecto nos iba explicando lo que íbamos viendo y de camino al hotel paró en una casa de cambio para obtener la moneda del país.

En cuba existen dos clases de monedas, el CUP (peso cubano),  la moneda popular de los cubanos y el CUC (peso convertible cubano), una moneda pensada exclusivamente para el turista. Un CUC equivale a 24 CUP y el cambio suele oscilar entre 1,20, 1,30 por cada €. Debéis tener mucho cuidado con donde realizáis el cambio, en la calle continuamente nos abarcan cubanos ofreciendo cambiarnos el dinero dándonos bastante más de lo que está el mercado… Lo que realmente hacen es que te dan pesos cubanos en vez de convertibles, perdiendo así muchísimo dinero.

A nuestra llegada a la casa, nos sorprendió lo grandes que son. Casas antiguas con techos altos y muchas habitaciones. El precio normal para el alquiler en estas casas suele ser entre 12 y 20 € por habitación y día para dos personas. Aunque el viaje había sido agotador, decidimos salir a conocer un poco de La Habana y esperar a dormir por la noche para acostumbrarnos al cambio de horario (6 horas menos que España) y no tener Jetlag.

 

i282600889647523612._szw1280h1280_.jpg

 

La Habana Vieja es la zona más antigua de la capital cubana, donde todavía quedan restos de las murallas que durante dos siglos la protegieron con un cerco de piedras y la configuraron como un recinto militar defensivo. En 1982 La Habana Vieja fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El capitolio es uno de los edificios más emblemáticos de Cuba, y el más visitado. Se puede llegar a través del paseo del prado, una importante avenida en el centro histórico de la capital.

Día 2

Nuestra primera toma de contacto será pasear por las callejuelas y perdernos para saborear el ambiente cubano, sus coloridas calles y ese son que se respira en el ambiente que nos enamoró desde el primer día.

Por el centro de La Habana Vieja las calles están muy cuidadas y hay un ambiente increíble. Las plazas y alrededores están sorprendentemente bien cuidadas, la calle Mercaderes en concreto nos pareció realmente preciosa.

En cuanto sales de esta zona, te encuentras con calles asfaltadas pero llenas de socavones además de ver que la mayoría de los edificios están a punto de caer. Hemos visto muchas tiendas de distribución de alimentos. En una pizarra se indica la cantidad que se puede llevar cada familia de cada producto. No todas las semanas hay de todo. 

i282600889647571614._szw1280h1280_

La Habana, capital de Cuba, es una ciudad llena de paradojas y contradicciones, cuyos principales atractivos son la belleza de su casco histórico, su excepcional arquitectura, la iconografía revolucionaria y cubana (desde El Malecón hasta la Plaza de la Revolución, pasando por La Giraldilla), y su amplia oferta cultural.

El colorido de las casas es algo común en la zona, al igual que los coches antiguos de diferentes colores llamativos utilizados como taxi.

Frente al Capitolio hay un edificio que alberga tres restaurantes, Los Nardos, El Asturianito y El trofeo.  Cabe decir que en todos se come genial, pero nosotros en particular nos decantamos por Los Nardos por su relación calidad precio. Su ingrediente estrella sin duda, los camarones.

i282600889647620639._szw1280h1280_

Todo aquel que viaja a Cuba se quedará asombrado por las cantidad de coches antiguos que recorren sus calles. Da igual que estés en La Habana, en Santiago, en Varadero o en Trinidad. Allá donde vayas encontrarás auténticas piezas de museo circulando.

En nuestro caso, fue como retroceder en el tiempo, a un escenario de una pelicula americana de los años 40 o 50. Y es que muchos de los autos que circulan por las calles cubanas son modelos anteriores a la revolución de 1959, procedentes muchos de ellos de Estados Unidos. Todos dispuestos a llevarnos en cualquier momento del dia, pactando un precio contigo antes y llevándote a cualquier lugar.

i282600889647672910._szw1280h1280_

Después de ver el Malecón durante la tarde, llega la noche y se empieza a formar pequeños grupos, tomando tragos y contando anécdotas mientras disfrutan de las bonitas vistas que proporciona el lugar.

Un nuevo día se levanta ante nosotros, muy temprano, dado que entre el Jet Lag  y el clima caluroso que ofrece Cuba es imposible levantarse tarde. Alojarse en casas particulares de cubanos ofrece muchas ventajas, no solo el buen precio, también unos buenos desayunos consistente en frutas, pan, queso y zumos variados.

Hoy toca callejear La Habana Vieja y bien entrada la tarde noche ir a ver el famoso Cañonazo del cual nos ha hablado muy bien los dueños de la casa donde nos alojamos.

El cañonazo es una ceremonia que recrea un desfile militar con atributos y técnica de la etapa colonial que concluye con el disparo de una salva desde uno de los cañones ubicados en la cabaña, justo a las nueve de la noche. Una tradición que rememora el cierre de la ciudad en tiempos de la colonia española y actualmente uno de sus atractivos turísticos. Fue declarada patrimonio cultural de la nación en Cuba.

El disparo se siente en buena parte de la ciudad y simboliza el aviso del cierre de las murallas y puertos a partir de una tradición que surgió en esa misma fortaleza en el siglo XVIII, cuando La Habana estaba rodeada por murallas que delimitaban su territorio.

Día 3

En el dia de hoy hemos contratado un taxi que nos llevara a ver Varadero y las cuevas de Bellamar, conjunto de cavernas de mas de 23 kilómetros de galerías.

Estas cuevas fueron declaradas monumento nacional no solo por su belleza, sino por los importantes hallazgos paleontológicos y la amplia gama de procesos cristalinos.

Mientras permanecieron bajo el nivel del mar, estas cavernas estuvieron llenas de agua. Los movimientos tectónicos hicieron que la zona se elevara, hasta llegar a formar las terrazas marinadas.

La visita a Varadero a 150 kilómetros de La Habana, repleto de monstruosas instalaciones hoteleras, en resorts de todo incluido, que convierte varadero en un lugar muy turístico y caro con mucha diferencia con el resto de Cuba.

Hay un restaurante muy famoso llamado La Casa de Al, se trata de la casa del mismísimo Al Capone, el gánster mas famoso del siglo XX, que pasó muchos años de su vida en Cuba.

i282600889647778085._szw1280h1280_

Día 4

Hoy llegamos a Viñales, municipio del oeste de Cuba, ubicado en la provincia de Pinar del Río. El Valle de Viñales es uno de los espacios naturales más visitados.

La mayor atracción Del Valle de Viñales son los Mogotes, rodeados además de un color verde intenso, único en el Caribe , y unas palmeras que se alzan hasta el infinito.

Otro de los puntos de interés es el Mural de La Prehistoria, se trata de una enorme pintura de 120 metros de largo por 80 de ancho, hecha directamente sobre la roca del mogote pita- En el mural se muestra la historia evolutiva de la zona, desde los primeros moluscos marinos, hasta los aborígenes que poblaron la zona hace ya cientos de años.

También es imprescindible visitar las plantaciones de tabaco Del Valle,  ya que aqui se ubica la mayor zona de producción de tabaco de toda Cuba. Además de ver las plantaciones en sí, se puede visitar una fabrica para descubrir todo el proceso de elaboración de los famosos puros habanos.

También es posible visitar una casa de Campesinos, una fabrica de ron, una guarapera de degustar el guarapo, refrescante bebida obtenida directamente de la caña de azúcar o lanzarse en tirolina entre la exuberante vegetación, a lo largo de un recorrido de un kilometro partiendo desde la loma del fortín. Nosotros decidimos hacer el recorrido a caballo, descubriendo estos principales puntos durante 4 horas.

i282600889647834382._szw1280h1280_

De camino a la excursión a caballo por las plantaciones de tabaco de Viñales, paramos en un pequeño pueblo que únicamente tenía un bar y una tienda de telefonía. Paramos a comprar una recargar para internet, como dato curioso en cuba el acceso a internet no funciona como estamos acostumbrados en España o muchos países, aquí debes comprar una tarjeta prepago de la compañía ETECSA. Dichas tarjetas cuestan 2CUC (1,60€) la hora. El problema de estas tarjetas es que para conectarte a internet necesitas estar en un punto Wifi de la propia compañía, de tal forma que van repartiendo tiendas y puntos Wifi por toda la ciudad. Es muy común ver grandes colas en las tiendas para comprarlas y muchas personas a su alrededor para aprovechar la conexión.

A la llegada al Valle, nos presentan a Julio un joven de la zona que posee varios caballos y se dedica a llevar a turistas por las plantaciones. Nos da una breve introducción de como montar. Los caballos están muy acostumbrados a hacer ese recorrido así que van casi solos por el caminito marcado.  La primera parada fue en una destilería de ron donde nos presentan a Mario, un hombre cuanto menos curioso, que nos explica la el proceso de como lo extraen de la caña y lo fermentan acabando en esa exquisita bebida alcohólica que denominan oro liquido. Nos la dan a degustar y tenemos media hora para andar a nuestras anchas por la zona antes de seguir el recorrido.

Siguiente parada, una plantación de tabaco (por el camino nos asustamos, ya que Esther sufrió un pequeño percance con su caballo que estuvo a punto de tirarla por suerte pudo pararlo quedando solo en un susto).

A la llegada a la plantación nos presentan a Jose, un hombre curtido y dedicado a la profesión. Primero nos enseña el proceso de secado, miles de hojas tendidas en una cabaña, el olor era intenso, luego nos deleita preparándonos un puro que nos ofrece a probar, tenía un sabor suave a la vez que intenso, nos gusto, te da la posibilidad de comprar puros si estas interesado a un precio razonable.

Tras esta ultima parada damos un paseo a lomos de nuestro caballo por todo El Valle regresando al punto de partida y dando por finalizada la bonita experiencia.

27576797_260565144478777_5517697785991790592_n

Día 5

Hoy decidimos hacer la excursión a Cayo Levisa, aunque el tiempo no nos acompaña tras una hora en autobús llegamos a un puerto en el que embarcamos rumbo al cayo.

Una isla de 2,5 kilómetros al norte de cuba, en la provincia de pinar del Río , la costa norte de la isla es la parte de playa con arena de color blanco y muy fina, en el lado sur esta cubierta por un bosque de manglares inaccesibles.

En la isla hay poco que hacer a parte de tostarse al sol y pasear por el interior del hotel que da acceso a la playa, en nuestro caso termino lloviendo a las pocas horas de llegar, así que decidimos sentarnos a tomar algo en la terraza del hotel y observar como la lluvia invadía la playa.

El ferry conecta la isla con el muelle 3 veces al día, a través de un paseo de 30 minutos, nuestro viaje fue movido, ya que no paraba de llover, gran parte del barco era al descubierto, (podéis imaginar como acabamos) y el viento era muy fuerte, le costo mucho atracar en el muelle al capitán.

26866434_399483953807197_6410653063429750784_n

Día 6

Hoy toca madrugar para desayunar y recoger las cosas, ya que a las 8:00Am nos recogen para llevarnos a nuestro siguiente destino, 5 horas nos separan hasta Cienfuegos, ciudad de Cuba ubicada en la península Majagua, a la orilla de la bahía de Jagua.

Para nuestra sorpresa nos recoge el vehículo que aparece en la foto y nos dicen que ahí entraremos 15 personas y las mochilas irían arriba en esa especie de burra que tiene el autómovil. Aunque el viaje se hizo pesado por el agobio de tantas personas juntas y el intenso calor de Cuba, disfrutando del paisaje y 5 horas de karaoke en conjunto hicieron del viaje una aventura mas que contar aquí.

A nuestra llegada a Cienfuegos, tocaba buscar una casa donde alojarnos, desde Viñales nos habían recomendado una que se encontraba en el mismo centro y sin mucho pensar nos dirigimos a ella, la casa estaba muy bien, constaba de 5 habitaciones y un amplio salón donde nos darían el desayuno, sin mas dilación soltamos nuestras mochilas en  y salimos a conocer lo que esta gran ciudad nos ofrecería en los próximos días.

26869425_177272332880351_1347035253083996160_n

Día 7

Hoy exploráremos Cienfuegos y tras  desayunar empezaremos con su Malecón, aunque es más pequeño, bajo nuestro punto de vista más bonito que el de La Habana, tiene un encanto especial.

El Malecón de Cienfuegos fue construido en el año 1930, es uno de los grandes y bellos atractivo se de la ciudad conocida como la perla del sur, se trata de un paseo marinero que comienza en el paseo de El Prado y culmina en La Punta, frente a la bahía de Cienfuegos.

En el Malecón de Cienfuegos también conocido como Malecón de Punta Gorda se desarrollan importantes acontecimientos como son las exhibiciones acuáticas y náuticas, competencias de regata, velas, los carnavales Cienfuegueros y los desfiles conmemorativos por el primero de mayo. A su paso a lo lejos se puede ver un cartel que dice “Cienfuegos es la ciudad que más me gusta a mí”. Del famoso cantante Benny More.

Es un lugar ideal para realizar unas buenas fotografías, en nuestro caso con la bajada del sol, aprovechamos para capturar ese momento en el que el sol juega reflejándose en el mar y se produce una bonita estampa.

Las palmeras del Malecón van dibujando un camino a lo largo de la ancha calle, al otro lado, vemos diferentes puestos de artesanía y comida rápida, en los cuales se mezclan turistas y residentes de la zona.

Se escucha música  y vemos varias personas moviéndose al compás de la salsa que caracteriza a este gran país.

Toda El área del Malecón, está declarada zona de protección. Regulada y protegida por la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad.

Inicialmente para su construcción, muchos vecinos presentaron su negativa al proyecto, pese a La propagandística tarea que iniciaron en 1930 Alejandro Betancourt y Mifares, que tras una reunión con el Alcalde Municipal, el Administrador de Aduanas y los vecinos, se llego al acuerdo de permitir Maleconear la zona y asfaltar al frente de punta gorda.

Cienfuegos es una ciudad para ser caminada. Y este espacio forma parte indiscutible del entorno del cual no se puede desprender un Ciengueguero, Es el punto nostálgico del lugareño, El Malecón es preferiblemente recomendable para la caída del sol, y se puede disfrutar la maravillosa puesta del sol que ya forma parte del patrimonio cultural e inmaterial de esta estupenda ciudad.

26873074_213446359228550_6529454010615726080_n

Día 8 y 9

Hoy partiremos a trinidad y aprovechando el taxi contratado para llevarnos, le pedimos que nos lleve Al Saltó del Nicho (El Reino de Las Aguas) en la ruta a Topes de collantes.

El nicho es un poblado rural, perteneciente al municipio de Cienfuegos, situado en las montañas de Trinidad. Perteneciente a la cuenca Del Río Hanabanilla, forma parte del refugio de fauna laguna de Guanaroca-Yaguanabo.

Es una maravilla de la naturaleza con decenas de cascadas y estanques a naturales en un paraje prácticamente virgen, escondido entre las montañas. Esta considerado como uno de los lugares mas bellos de Cuba.

la primera poceta con la que nos encontramos, fue La Poceta de los Enamorados, dicen que si dos enamorados se bañan juntos en esta poceta,  no se separan jamás, el agua está fría pero no como la de la costa atlántica.

Seguidamente nos encontramos con la Poceta de Cristal, que se encuentra junto la Cascada de Desparramaderos, seguimos subiendo hasta llegar al mirador, desde este podremos alcanzar a ver el Salto de Habanilla.

27580605_191374404793369_5500452281117573120_n

Día 10, 11 y 12

La distancia entre Cienfuegos y Trinidad es de menos de 100 kilómetros y es un recorrido muy pintoresco,  un tramo poco explorado de hermosas costas y pequeñas playas.

Cienfuegos es la ciudad mas neoclásica en cuba y Trinidad es la más colonial, esta a mitad de camino en nuestro camino de costa a costa, la herencia colonial de Trinidad se complementa con el paisaje circundante; al norte se encuentra la sierra del Escambray (la segunda mayor cordillera de Cuba) y al sur tiene una deslumbrante playa (Playa de Ancón), En el Mar Caribe.

Por el camino es muy común encontrarse en la carretera cientos de cangrejos rojos emigrando hacia la costa con el fin de reproducirse, a parte del espectáculo de verlos cruzar la carretera como si de cualquier peatón se tratarase, se respira un fuerte olor a Mar en esta zona.

El conductor nos explica que esta especie se llama Gecarcinus Ruricola y no es comestible, su carne es tóxica para los humanos porque según estudios recientes a través de su metabolismo acumulan un metal pesado llamado Tungsteno que puede ser muy peligroso para la salud.

A nuestra llegada a Trinidad nos llevan directos a una casa particular que nos habían recomendado desde Cienfuegos, la ubicación era excelente, en pleno centro y los propietarios de la casa, muy amables, nos pusieron en contacto con unos amigos que nos llevaría a visitar Topes de Collante.

Trinidad es un municipio del centro de Cuba, conocido por su casco antiguo de estilo colonial y sus calles adoquinadas. La Plaza Mayor, El Museo Románico y La iglesia de la Santísima Trinidad entre otros son alguno de sus muchos atractivos turísticos.

El parque Natural Topes de Collantes se ubica en la sierra del Escambray, un mundo fabuloso, repleto de vistas espectaculares y rutas escabrosas, Nosotros hicimos la caminata denominada Centinelas Del Río Melodioso, de unos cinco kilómetros de longitud, tres horas de marcha, caminando entre la espesa vegetación de la selva tropical, cruzando pasarelas de madera suspendidas sobre el río, llegamos a una preciosa cascada llamada Salto del Rocío, en la cual tras la caminata y el calor,no dudamos en meternos bajos sus frías aguas.

26872457_1913953202253265_2955306188230623232_n

Un nuevo día y por suerte para nosotros se levanta soleado, ya que teníamos planeado visitar playa Ancón a tan solo 12 kilómetros de Trinidad.

Esta playa debe su nombre a un resort que ese encuentra allí  y se llama así. Hotel ancón, su arena es blanca y fina y el mar tiene un color azul turquesa, tiene mucha vigilancia,  puedes dejar tus pertenencias en las sombrillas de paja mientras te das un chapuzón, el propio hotel contrata a vigilantes para  que no se cometan robos en esa playa, conservando así su prestigio como lugar seguro.

Otro de sus muchos encantos son las actividades de snorkel, ya que tiene una muy interesante barrera coralina con restos de barcos y galeones que en su momento fueron asaltados por pitaras.

Pasamos un estupendo día tostándonos al sol, además, desde algunas zonas de la playa se puede disfrutar de la wifi del hotel (con la tarjeta que comentamos anteriormente en otro post) hablando con España desde la propia hamaca, algo que no es nada común en Cuba.

Día 13 y 14

Después de nuestra aventura en playa ancón, llega el momento de abandonar trinidad y poner rumbo a Santa Clara.

Santa Clara es la capital de la provincia de villa Clara, situada en El Centro de Cuba. Es conocida sobre todo por sus monumentos relacionados con la revolución. El mausoleo del Che Guevara, coronado por una enorme estatua de bronce del líder revolucionario y el adyacente Museo Histórico de la Revolución, contando con objetos y efectos personales que documentan la vida del Che.

Nos llamo mucho la atención EL Bulevar, la calle comercial por excelencia donde se pueden encontrar cafés, restaurantes, tiendas y los típicos supermercados de cubanos. Esta calle suele estar muy animada.

Desde allí, en apenas 2 kilómetros, nos desplazamos hasta el parque Leoncio Vidal, en El Centro de la ciudad donde se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos como el Teatro La Caridad, el Hotel Central o la biblioteca pública José Martí.

Santa Clara tiene mucho encanto y mucho que ver, por ese motivo decidimos dedicar el día entero a ver su ciudad antes de salir a ver sus alrededores, por la tarde, nos desplazamos hasta el que fue uno de los emblemas de la batalla de Santa Clara, el asalto al tren blindado, que puede visitarse en el parque del mismo nombre, en teoría, se tiene que pagar la entrada, pero puedes ver varios vagones sin tener que entrar dentro del parque.

Al este del Parque Vidal, encontramos este lugar donde se hizo historia durante la Batalla de Santa Clara, cuando Ernesto Che Guevara y un grupo de jóvenes revolucionarios hicieron que descarrilara un tren blindado con una excavadora prestada y cócteles molotov caseros. Supuso el fin de la dictaruda de Batista y dio paso al régimen socialista de Fidel Castro. El suceso es recordado con un Museo de Vagones de Carga al otro lado del río, que señala el lugar donde descarrilo el tren y 350 soldados fuertemente armados fueron arrojados. La famosa excavadora tambien tiene su poropio recordatorio.

27580204_166692354118983_983738009763446784_n

Tras la aventura vivida con los vagones de trenes, en el día de hoy vamos a visitar El Valle de los Ingenios, también conocido como Valle de San Luis, es un sistema ecológico y cultural en el que se mezclan monumentos, sociedad y naturaleza, que esta asentado en una extensa llanura formada por los valles de Agabama-Méyer, Santa Rosa y la llanura costera del sur.

Para llegar aquí, existen diferentes opciones, utilizando el tren local que llega todos los días desde Trinidad, una maquina de vapor de 1919 que funciona como tren turístico con un circuito de dos horas y media, o reservando un taxi particular (que realizan los cubanos con sus propios coches particulares) escogiendo nosotros este ultimo medio con el que prácticamente nos hemos recorrido cuba a buen precio.

Existen multitud de actividades a realizar en la zona, bien contratando excursiones privadas o bien por libre, que van desde sitios arqueológicos y haciendas de la época, hasta regiones azucareras, ya que en los siglos XVII y XIX fue una de las regiones mas grandes por sus favorables condiciones naturales y sus buenos recursos como tierras fértiles o puertos disponibles para el embarque.

En la foto se puede apreciar las vistas desde la Torre Manaca-Iznaga situada en una antigua finca azucarera a unos 15 kilómetros de la ciudad de Trinidad, en el extenso Valle de los Ingenios.

Muchas leyendas ciernen sobre la construcción de esta torre, entre los años 1815-1830. Esta torre campanario de 45 m de altura permitía la continua vigilancia de las plantaciones de azúcar, evitando la posible huida de esclavos. Las campanas situadas en la parte alta De la Torre marcaban el inicio y final del horario de trabajo. Además, servían para dar aviso en caso de incendió en los terrenos.

Subimos la larga escalera interior, siete niveles hasta alcanzar lo alto De la Torre desde donde se divisa la finca donde se ubicaban la fabrica de azúcar, la mansión y los cobertizos de los esclavos. En la mansión actualmente hay un restaurante donde poder almorzar durante la visita.

Hay muchos puestos a ambos lados de la calle en donde podemos encontrar muchos souvenir y productos de la gastronomía cubana.

27892300_167666647347123_1579838724093509632_n

Días del 15 al 21

Desde Santa Clara hay 222 km hasta Cayo Coco, 3 horas y media en coche aproximadamente.

El pedraplén de Cuba es una experiencia insólita es el mas largo del mundo, que va desde Caibarién hasta Cayo Santa María, unos 48 Kilómetros en los que se tiene sensación de navegar sobre el mar. Cuando el mar está tranquilo y sin olas, el cielo se ve reflejado en la superficie del agua, dando la impresión de que desaparece el horizonte y se cirula sobre un mundo plano.

Con esta obra se logra el acceso directo a kilómetros de excelentes playas vírgenes de arenas finas y aguas transparentes. A la entrada hay un cartel curioso con la cara de Fidel en el que dice “Aquí hay que echar piedras sin mirar para alante”.

Despues de cruzar el largo pedraplén buscamos nuestro hotel en Cayo Coco, una isla tropical situada en la cadena de jardines del Rey, frente al área central de Cuba. Conocida por sus playas de arena blanca y arrecifes de coral, su litoral norte está salpicado de resorts con todo incluido.

A la llegada a Cayo Coco, nos toca buscar hotel donde hospedarnos durante los próximos 6 días, ya que despues de todo el recorrido ya se nota el cansancio y queriamos un todo incluido en donde descansar y dejar de preocuparnos de nada más.

Despues de varios intentos en los numerosos hoteles de la zona, ofreciendonos precios desorbitados, llegamos al hotel Memories y en recepción nos comentan que lo hagamos por internet que el precio sera bastante inferior, pasamos media hora en el Hall utilizando la Wifi del hotel y seguían ofreciendonos precios bastante elevados, hasta que nos dimos cuenta del motivo.

Resulta que gracias a la geolocalización del terminal móvil, internet detecta que estamos intentando reservar el hotel desde Cuba y por tanto piensa que somos cubanos, ofreciendonos ese precio, decidimos llamar a un familiar en España y que hiciera él la reserva desde allí, efectivamente el precio era una cuarta parte de lo que nos ofertaban a nosotros, confirmamos la resrva aportando el número de localizador en recepción y todo correcto, nos dieron la habitación y nuestras pulseritas de todo inlcuido.

Para que os hagáis una idea por 6 días en alojamiento con todo incluido a nosotros nos pedían 1146€, y tras reservar en España el precio final que pagamos fueron 336€.

27877957_171461900153167_1406928318623645696_n

Pasamos 6 dias en este hotel y la verdad que nos ha sorprendido el buen servicio, la comida en el restaurante bufet es buena, tienen un bar con acceso directo a la piscina que ofrecen bebidas y snak a todas horas, durante el dia realizan actividades variadas que van desde clases de salsa hasta tiro con arco y llegada la noche ofrecen espectaculos que animan a los turistas a pasar la noche bailando.

Desde el hotel, cada media hora hay un servicio de transporte gratuito que te lleva desde el hotel al centro comercial que esta a la entrada de Cayo Coco, un centro comercial dedicado al turismo en el que puedes comprar souvenirs y productos para la playa, a la entrada nos recibe un grupo  tocando musica cubana que anima todo el centro comercial.

Tras muchos dias de ruta este Kit Kat nos ha venido genial para reponer pilas y continuar los pocos dias que nos quedan para acabar nuestro viaje recorriendo cuba.

Día 22

Tras el largo viaje en coche desde Cayo Coco hasta la Habana (8h.) llegamos cansadisimos y bien entrada la noche, volvemos a la casa donde empezamos el viaje, aqui pasaremos dos noches hasta que finalice nuestra aventura y volvamos a españa.

27579731_1548610988599208_6467995017179824128_n